pirates, 6


Comentaris

  1. Aris, el Mimosin Hulk és definitiu! Sens dubte, la teua tira és la més pop de la dècada, amb uns colors d'estil yellow submarine i un guió fresc, irreflexiu i al·lucinant! Els teus dibuixos m'alegren el dia, de veritat :)
    ara caldrà esperar el retorn de Z, vull dir de L, haw, haw!]

    ResponElimina
  2. Hi haura retorn de L? ah, misteri...ho veurem després de les vacances...haw haw haw

    ResponElimina
  3. Jajaja, Aristófeles, ¿eres tú el creador de esos cómics tan "undergrounds"?
    Yo me pasé la carrera (no diré cuál)participando como dibujante en un fanzine algo más que irreverente y políticamente incorrecto.
    De hecho, me creí que tenía un futuro como digno sucesor del ínclito Azagra hasta que el Carulla me hizo ver la luz y me despachó de la editorial Makoki con una palmadita en la espalda y el regalo de un montón de números que tenía en stock.

    ResponElimina
  4. Azagra!, yo lo conocí personalmente y a Felipe Borrallo creador de makoki. De hecho con Azagra participamos en varios fanzines. Azagra ese gran aragonés ácrata. Pues si, estos comics me sirven para deahogarme de mi trabajo comercial. Celebro que te gusten.

    ResponElimina
  5. Jajajaja, ¡menudo bribón el Borrallo!
    ¿Todavía sigue en su cruzada por la legalización del cannabis?
    Yo conocí a su socio Carulla (se llamaba así, ¿no?)
    Me puso verde, el muy joío, que si no tenía estilo, que si me faltaba práctica, bla, bla, bla.
    Yo creo, sin modestia alguna lo digo, que dibujaba mejor que Azagra, pero en fin...

    Mis cómics eran demasiado serios para la línea Makoki, pero no llegaban a la altura ni la calidad artística de un "Ramblas", por poner un ejemplo de cómic de élite, brillante y excelente.

    ResponElimina
  6. Si, se llamaba Carulla. Nada,si no eras del grupito no publicabas. Pasaba lo mismo con el vibora. Y el Borrallo ya no se donde para, pero siempre estaba con el porrito. Menudos tiempos aquellos.

    ResponElimina

Publica un comentari a l'entrada

Entrades populars d'aquest blog

Alex Soler, pintor de Barcelona

Cocodrils a les clavegueres de Nova York

El cronovisor del Vaticà